Albisteak

 

El Ayuntamiento de Muskiz ha aprobado la adjudicación de los trabajos de adecuación de los antiguos baños de Pobeña para que estas instalaciones sirvan de local de reunión a la Asociación de Vecinos de la zona. Con una inversión global de unos 41.700 euros, las obras que se van a realizar van a suponer la rehabilitación integral de este local.

Albañilería, electricidad, fontanería, carpintería,… las obras de acondicionamiento de los que fueron los antiguos baños públicos de Pobeña comenzarán a ejecutarse en el último trimestre de este ejercicio y van a suponer el desmantelamiento de las actuales instalaciones –tabiquería incluida- para que este local, actualmente en desuso, se convierta en el centro de reunión de la Asociación de Vecinos/as.

El plazo de ejecución de las obras se ha estimado en dos meses y el Ayuntamiento tiene previsto renovar no sólo el interior sino también la cubierta del edificio, limpiando y pintando el tejado de madera, revisando las tejas para cambiar las que estén deterioradas y sustituyendo los canalones y bajantes de pluviales de PVC, a las que se colocará un escudo de protección.

Para adecuar el interior del antiguo local de baños a su nuevo uso, el Ayuntamiento ha determinado tirar los actuales muros de división de las distintas estancias para crear un espacio diáfano de reunión con una estancia específica destinada a baño. Trabajos que también requieren de la retirada de las instalaciones de fontanería y electricidad existentes para dotar al edificio de unas renovadas y acordes a la normativa vigente.

Con la rehabilitación integral de este edificio en desuso, el Ayuntamiento muskiztarra de respuesta a las exigencias de la Asociación de Vecinos del barrio de Pobeña, quienes –hasta la fecha- carecían de un lugar de reunión.