Noticias

 
El Ayuntamiento de Muskiz está estudiando las aportaciones de vecinos/as, empresas y asociaciones de la localidad al preavance del PGOU, cuya exposición pública tuvo lugar el pasado mes de octubre. La actual corporación ha estimado oportuno estudiar todas las sugerencias e incluirlas -si se considera oportuno- en el borrador ya redactado, aunque no sea de obligado cumplimiento.

Técnicos y miembros del equipo de gobierno están revisando las aportaciones de muskiztarras, sociedades mercantiles y entidades al preavance del PGOU, pese a que en esta fase del proyecto no sea preceptivo incorporar estas sugerencias al borrador ya definido y que se sometió a exposición pública durante los pasados meses de septiembre y octubre.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento está especialmente interesado en fomentar la participación ciudadanía en la redacción del PGOU. No en vano este instrumento urbanístico va a definir el desarrollo del municipio durante los próximos 20 años. Y para ello, está estudiando las aportaciones de quienes han acudido a las sesiones informativas de las fases 1 y 2, que se celebraron en la sala M de el Casa de Cultura.

El principal objetivo de la revisión del PGOU es desarrollar una herramienta válida para la definición de las zonas urbanas, rurales e industriales, así como los equipamientos del municipio, dando respuesta a las necesidades y problemas que vecinos/as, técnicos y especialistas han detectado durante la fase de diagnóstico de la situación, que se ha venido desarrollando desde el año 2012.
 
El preavance del PGOU elaborado por el Ayuntamiento de Muskiz ha determinado cuáles son los principales problemas, desde el punto de vistas urbanístico, que se deben solucionar y contempla varias posibles alternativas a situaciones tales como la inundabilidad de determinadas zonas del municipio, los índices de edificabilidad en los distintos barrios, la reducción del tráfico en el centro urbano mediante viales de circunvalación o la creación de nuevas zonas de aparcamiento, entre otros.

Dado que se trata de una herramienta que va a definir el tipo de municipio y el desarrollo de Muskiz a medio plazo, la corporación ha considerado oportuno contar con la colaboración ciudadana en las distintas fases de elaboración del PGOU, independientemente de que la legislación vigente establezca la obligatoriedad de estudiar las propuestas y alegaciones de las distintas colectividades sociales.