Noticias

 
El Ayuntamiento de Muskiz pone en marcha un servicio de mediación juvenil como punto de encuentro entre los/as adolescentes que se reúnen en locales y/o lonjas, las comunidades de propietarios en que se encuentran y la administración. El principal objetivo de esta iniciativa es minimizar las fuentes de riesgo o conflicto entre todos estos agentes sociales.

Muskiz Gazte Project responde a las necesidades detectadas por las comunidades de propietarios/as de la localidad que cuentan con una lonja dedicada al ocio de los/as más jóvenes en los bajos de su edificio. En ocasiones, la falta de entendimiento domina la relación de los/as vecinos/as de estos inmuebles y los chavales/as. Por lo que el Ayuntamiento ha decidido aprobar un proyecto para que unos/as mediadores/as trabajen en paliar los aspectos más conflictivos.

Dos profesionales especializados/as se encargarán de acudir a las lonjas y puntos de reunión de los/as adolescentes, al menos, en dos ocasiones a la semana para minimizar los posibles conflictos entre centros de ocio y comunidades de propietarios. Los/as mediadores/as procurarán que el mensaje les llegue a los/as adolescentes en su propio entorno, con un lenguaje informal y adaptado a las circunstancias.

El programa Muskiz Gazte Project presentará una flexibilidad que le permitirá acceder a diferentes grupos de adolescentes -ya tengan lonja o no-, organizar dinámicas duraderas y/o colaborar con entidades como el Ayuntamiento. Se trata, en definitiva, de poder generar vínculos concretos con los/as adolescentes para posteriormente trabajar en materias como el consumo de sustancias o las relaciones afectivo sexuales.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Muskiz no sólo pretende establecer las bases necesarias para que las relaciones entre todos/as los/as vecinos/as sean cordiales, sino que también quiere establecer una vía de comunicación con el colectivo de los/as adolescentes, de los que necesita recabar información para crear una oferta de actividades que les resulte atractiva.
 
adaptada a las circunstancias. El mensaje que se transmitirá está ligado a la reducción de riesgos, es decir, minimizar o neutralizar las fuentes de riesgo y conflicto.

El programa presentará una flexibilidad que le permitirá acceder a diferentes grupos, ya tengan lonja o no, organizar dinámicas, colaborar con otras entidades… en definitiva, poder generar vínculos concretos con el público objetivo.