Noticias

 
La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Muskiz acaba de aprobar la adjudicación de los trabajos de recuperación de dos lavaderos, de los que antiguamente se destinaban a la limpieza a mano de la ropa, por un importe de unos 20.200 euros. Las instalaciones, ubicadas en los barrios del Haya y Villanueva, se encuentran deterioradas por el paso del tiempo y la humedad.

Con estas actuaciones, cuyo plazo de ejecución es de aproximadamente un mes, la actual corporación intervendrá sobre la estructura del edificio y sus instalaciones, en un intento por recuperar el patrimonio histórico de la localidad. El presupuesto destinado a la rehabilitación del lavadero de El Haya es de 13.300 euros y no llegan a 7.000 los euros que se han reservado para las obras en el de Villanueva.  

Las obras de rehabilitación, que comenzarán en las próximas semanas, está previsto que se prolonguen por espacio de un mes. Pero, para reducir los perjuicios a los/as vecinos/as de la zona, se van a efectuar por fases.

Los trabajos de recuperación de los dos lavaderos, a los que antiguamente acudían las muskiztarras para limpiar la ropa a mano, consisten en la rehabilitación de los muros, la aplicación de una pintura antihumedad, el sellado y llenado de las pilonas y la colocación de luminarias estancas. Así mismo, en el caso del de El Haya, también se va a renovar el tejado y se aplicará un tratamiento contra xilófagos específico para la madera antigua.   

Dado que el principal valor de este tipo de edificios es el mantenimiento de las pilonas destinadas al lavado de la colada, las obras de rehabilitación contemplan la limpieza manual de la vegetación existente en el interior de las instalaciones y el sellado de los vasos de agua mediante la aplicación de cuarzo líquido y una doble capa de mortero, una de ellas impermeabilizante.

El Ayuntamiento de Muskiz quiere recuperar estos dos edificios para preservar y poner en valor los edificios e instalaciones que forman parte del patrimonio histórico de la localidad. Y también por aumentar el atractivo de esta localidad minera de cara al turismo propio de las épocas estivales.