Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz ha dado luz verde a la continuidad del Programa Municipal de Educación afectivo-sexual en Primaria y Secundaria, un servicio que ha sido valorado muy positivamente por los centros escolares de la localidad gracias a sus programas de educación sexual básica, de diversidad sexual y de igualdad y coeducación. Con un importe superior a 12.000 € (sin IVA) euros anuales, Desirak-Sexología y Generoko Zerbitzua seguirá siendo la empresa encargada de la gestión.

Los principales objetivos del Programa de Educación afectivo-sexual del consistorio muskiztarra, en el que han participado 471 alumnos/as de los diferentes centros del municipio, son socializar la sexualidad como un valor positivo en clave de diversidad, ampliar y asentar el concepto, visibilizar y normalizar las realidades LGTB, favorecer el autoestima y promover comunicación en el entorno familiar, fomentar el respeto, igualdad y equidad de género, y reducir las actitudes sexistas.

El área de Igualdad y Drogodependencia del Ayuntamiento de Muskiz lleva años trabajando en todos los centros docentes del municipio, concretamente con el alumnado San Juan Bautista, Muskizko Ikastola, Cantarrana Eskola, Centro Formación Somorrostro y el IES Muskiz (de 5º y 6º de primaria y 2º y 3º de secundaria); para que los/as adolescentes mantengan relaciones respetuosas y saludables, mediante el refuerzo de la autoestima y positivizando la diversidad sexual, el acuerdo, los límites y la igualdad de género en el medio educativo.

El programa de Educación Sexual está basado en el cuestionamiento de las actuales creencias, mitos y estereotipos con una dinámica lúdica, adaptada a las edades del público al que está dirigido y fomentando el interés a través una metodología cercana y participativa. Además, dentro del servicio también se ha trabajado con las familias.

Valoración del servicio

En la valoración del servicio, las familias que han participado han manifestado que “la comunicación en casa mejora en la mayoría de los casos, incluso en los que ya había una comunicación previa”. Además de la “importancia de continuar con las reuniones iniciales y de valoración como parte incluso de formación para familias”. El trabajo que se ha realizado con estas ha sido en sesiones donde se ha hecho hincapié en la diversidad familiar y la gestión de las emociones y sexualidad.