Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz va a comenzar este mes de julio con las obras para asegurar las zonas de los taludes desprendidos el pasado año en el Itsaslur debido a las inclemencias meteorológicas y que han mantenido la zona cortada para los viandantes. Las obras van a suponer una inversión por parte del consistorio de 157.143,10 euros y estas se llevarán a cabo durante tres meses.

Durante su ejecución, se va a proceder al corte total de la zona para realizar los trabajos de una manera segura. Se van a llevar a cabo labores de bulonado en la zona de costillas y de la vaguada desprendida, los bulones serán de 32 mm y estarán inyectados con cemento sulfuroresistente. Además, se procederá a la protección del talud con una malla y la colocación de vigas, gunitado y encofrado para evitar nuevas caídas por la gravedad de estos.