Noticias

 

La creciente interdependencia y globalización presentes en la sociedad internacional, hace que cada vez se recurra más a la cooperación para abordar problemas globales de atención de los derechos humanos. Por ello, el Ayuntamiento de Muskiz, mantiene la cantidad de 80.000 euros que aporta a la cooperación al desarrollo, en concreto a las asociaciones Euskal Fondoa, Medicus Mundi y Alkamar; en su colaboración con aquellos países más desfavorecidos.
     
En primer lugar, el consistorio destina un total de 52.000 euros a Alkamar, una asociación que colabora en el asentamiento saharaui de Farsía. La colaboración con el pueblo saharaui por parte de esta asociación de Muskiz es prolongada y entre las tareas que desarrollan está la de proveer de medicamentos básicos y artículos sanitarios que garanticen una vida mínimamente saludable a los habitantes del asentamiento.

Por otro lado, Medicus Mundi, organización que se ocupa del desarrollo de la medicina y de la promoción de la salud y de los servicios médicos de los países empobrecidos, recibe un total de 15.000 euros y la Asociación de Entidades Locales Vascas Cooperantes, Euskal Fondoa, desde el consistorio se le realizará una subvención de 4.000€. La entidad, financia proyectos que van desde el acondicionamiento de pozos de agua potable a la construcción de centros de salud y centra su actividad en los países en vías de desarrollo. Además, alrededor de 9.000 euros del total, están destinados a casos de emergencia.