Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz está ultimando los últimos trabajos para finalizar las obras del paseo fluvial de 4 kilómetros que transcurren desde Muskiz hasta la Ferrería de El Pobal. Un paseo que une a través de una senda natural varios barrios como El Pobal, Nesilla y Santelices con el núcleo urbano y que también es encuentro de paseantes y amantes del deporte. Un binomio de ocio y salud.

Tras su apertura durante el verano, desde el consistorio se ha ido rematando diferentes trabajos como dotar a la senda de mobiliaria urbano. Ahora, se ha llevado a cabo la colocación de varias papeleras de hormigón ancladas para que sean resistentes ante inclemencias climáticas o vandalismo por diferentes zonas del recorrido; además de paneles informativos de interés para los paseantes. En uno de los colocados tras el paso por el pequeño túnel debajo del puente Purísimo, se explica el material rocoso de la zona, como es el afloramiento de areniscas. En los próximos días, se pondrán nuevas señales informativas y el Ayuntamiento está valorando y buscando la mejor ubicación para la colocación de una fuente como respuesta a la petición de los/as vecinos/as y paseantes.

Esta vía ciclable y peatonal también está abriendo puertas a actividades culturales, como la realización de diferentes rutas para conocer el pasado de Encartaciones y la visita a la ferrería de El Pobal, un museo vivo en el que se puede conocer como se trabajaba el mineral del hierro antiguamente, además de ser una senda utilizada por varios clubes del municipio para realizar actividades deportivas. Un paseo que se ha convertido en una alternativa de ocio, esparcimiento y vida saludable en Muskiz.

Panel (PDF 127KB)