Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz se ha unido al proyecto de Ciudad Amigable con el objetivo de impulsar su envejecimiento activo mediante la participación, la mejora de las condiciones de salud y el aumento de la seguridad de los entornos, a fin de incrementar la calidad de vida. Con este proyecto, se pretende que en el municipio sus vecinos/as adapten sus estructuras y servicios para que sean accesibles e incluyan a las personas mayores con diversas necesidades y capacidades.

El proyecto de Ciudad Amigable, que estará financiado con recursos municipales, la aportación del grupo Urgatzi y las subvenciones de la Diputación Foral de Bizkaia, contempla, metodológicamente, cuatro etapas para el desarrollo del plan. En primer lugar, se establecen los mecanismos necesarios para involucrar a las personas mayores en la realización del proyecto, que junto con personas profesionales técnicas, representantes políticas locales y otros agentes, conformen el equipo motor del proyecto. Este equipo motor participará activamente en la realización del diagnóstico de amigabilidad, la elaboración del plan de acción y la mejora continua para conseguir que Muskiz se convierta en un territorio para todas las edades.

Tras establecer los mecanismos, se realizará un diagnóstico del grado de amigabilidad del municipio, elaborando un plan de acción e identificación de indicadores de seguimiento, teniendo en cuenta al menos cuatro de las ocho áreas que condicionan el envejecimiento activo. Las ocho áreas son los espacios al aire libre y edificios, transporte, vivienda, participación social, respeto e inclusión social, participación cívica y empleo, comunicación e información y servicios comunitarios y de salud.

Finalmente, se harán actuaciones de seguimiento, evaluación, control de la ejecución del plan de acción y actuaciones de mejora continua. Además, de garantizar el protagonismo de las personas mayores, junto con personas profesionales técnicas, representantes políticos y otros agentes del municipio.