Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz va a proceder al saneamiento del barrio de Memerea, con un presupuesto total de 98.372,64 euros, para solucionar los problemas existentes en el colector que une las calles La Magdalena y Antonio Trueba, debido a que en las épocas de lluvia causa un desbordamiento en la arqueta que se encuentra en el interior de la Ferretería Muskiz. Teniendo en cuenta los problemas derivados de dichas lluvias en el local, el consistorio ha considerado conveniente eliminar parte del caudal circulante por dicho colector.

Las obras de saneamiento consistirán en construir un nuevo colector que recogerá las aguas procedentes del IES MUSKIZ y del Colegio Público Cantarrana, además de un grupo de viviendas situado en la calle Gurugu-Memerea y las desviará a otro colector existente en la Calle Estación. Dicho colector dispone de la capacidad suficiente para recibir y conducir el caudal añadido. Con esta actuación se pretende reducir en un 85,7% el caudal circulante por la ferretería.