Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz va a continuar prestando el servicio de prevención de incendios dirigido a las personas mayores que residan en la localidad, después de que se instalara hace unos años, con un resultado muy positivo. Con esta medida, que consiste en la instalación gratuita de detectores de humos y en la realización de un croquis de evacuación de la vivienda -entre otros aspectos-, se pretende aumentar la seguridad de los/as ancianos/as y facilitar su autonomía en su entorno más cercano.

El consistorio, con un presupuesto de 11.000 euros (IVA incluido), pretende minimizar los riesgos de incendios en un colectivo de riesgo como son las personas que viven solas o acompañadas de personas mayores. Para ello, se llevarán acabo ciertas actuaciones como el análisis de aspectos relacionados con el entorno físico de la vivienda, la identificación de posibles focos de riesgo de incendios derivados del mal estado de diversas instalaciones como gas, calderas, ventilación, estufas…; instalación de detectores de humos; además de una valoración de la autonomía y de los deterioros cognitivos, sensoriales, de movilidad… y otras necesidades sociales de las personas mayores.

El Ayuntamiento de Muskiz, a través del departamento de Acción Social, quiere impulsar medidas de protección de los colectivos más vulnerables en materia de seguridad, entre los que se encuentran las personas mayores que –aunque se encuentran en plenas facultades mentales y físicas- están más expuestas a sufrir un incendio porque suelen tardar más en reaccionar.

Con la instalación de un sistema de detección de humos, no sólo se aumenta la seguridad de los/as ancianos/as que participarán en este programa, sino que también se les brinda la oportunidad de alargar su autonomía disfrutando de su vivienda y de su entorno más cercano durante un mayor periodo de tiempo. En la actualidad un total de 131 viviendas de la localidad minera se benefician de esta medida además de 22 detectores adicionales.