Noticias

 

El Ayuntamiento de Muskiz ha aprobado la adjudicación de los trabajos de gunitado de una ladera en el barrio de Oiankas. Estas tareas, que se comenzarán a ejecutar a finales del presente mes de enero, se inscriben dentro de las iniciativas impulsadas por la corporación para mejorar la imagen de las distintas zonas del municipio.

Con la aplicación de una capa de hormigón a presión, la corporación muskiztarra busca dar una solución definitiva al problema de limpieza de uno de los taludes de Oiankas. Los/as responsables municipales acaban de aprobar la adjudicación de estos trabajos, cuyo presupuesto asciende a unos 22.000 euros. Por lo que está previsto que las obras comiencen ese mismo mes.

Las actuaciones a realizar se centran en una ladera del barrio de Oiankas que finaliza en un muro de contención, situado frente a unas viviendas colectivas. Se trata de un espacio de difícil mantenimiento con las labores de jardinería que ejecuta rutinariamente el Ayuntamiento. Por lo que siempre tiene un aspecto descuidado, lleno de maleza y hierbajos.

Los trabajos consisten en el desbroce y preparado del terreno para la aplicación de una capa de 8 centímetros de hormigón a presión, reforzado con la colocación de mallas embebidas en el propio gunite, y la posterior aplicación de resina en el punto de unión entre las obras a realizar y el muro de contención ya existente.

Con la ejecución de estos trabajos, el Ayuntamiento cumple un doble objetivo. Por un lado, adecentar la imagen del barrio y, por otro, dar respuesta a las solicitudes de los/as vecinos/as de la zona.