Noticias

 

En las próximas semanas, el Ayuntamiento de Muskiz tiene previsto iniciar los trabajos de adecuación del acceso al grupo Sobalbadun desde el paso de peatones de la calle El Crucero. Con esta actuación, la corporación pretende solventar una de las carencias detectadas en el Plan de Accesibilidad del municipio que se redactó en el año 2013.

Los/as vecinos/as del grupo Sobalbadun van a disponer de nuevos accesos desde la calle El Crucero mediante una rampa que cumple la normativa de accesibilidad y que mejora la seguridad de los/as peatones, especialmente, de quienes usan sillas de ruedas. Este proyecto, que tiene un presupuesto de 27.400 euros, comenzará a ejecutarse a principios de 2017.

Con un plazo de ejecución de 2 meses, estos trabajos permitirán que la corporación resuelva una de las deficiencias que la empresa Saitec detectó en el Plan de Accesibilidad que se redactó hace unos tres años.

Las obras de acondicionamiento de la rampa supondrán la intervención en las zonas ajardinadas actualmente existentes, con objeto de ganar el terreno necesario para construir un acceso con un desnivel adecuado y desde el que se llegue transversalmente al paso de peatones. Esta nueva entrada cumplirá los requisitos de la normativa de accesibilidad actualmente en vigor.

La corporación muskiztarra, además, aprovechará los trabajos a realizar para adecuar el alumbrado público en el itinerario resultante y colocar una barandilla doble de acero inoxidable, de aproximadamente un metro de altura, con pasamanos.

Adecuación al Plan de Accesibilidad

En el año 2013, la empresa Saitec elaboró un Plan de Accesibilidad del municipio de Muskiz en que se reflejaba que la rampa de entrada al grupo de viviendas Sobalbadun, prolongación del paso de peatones ubicado en la calle El Crucero, suponía una de las carencias a solventar para cumplir los requisitos establecidos por la normativa vigente en la materia. 

Las obras de adecuación que comienzan a principios del próximo ejercicio proponen adaptar dicho paso de peatones a las condiciones de accesibilidad recogidas en la Ley 20/1997 y sus normas técnicas de desarrollo, así como a lo recogido en el Código Técnico de Edificación.

El acceso al paso de peatones desde las viviendas del Grupo Sobalbadun se realiza mediante una rampa con pendiente que tiene un 20% de desnivel y que acaba directamente en el propio paso de cebra. Lo que supone un claro peligro, especialmente para las personas usuarias de sillas de ruedas quienes -en caso de pérdida de control en el descenso- invadirían de forma involuntaria una de las vías del municipio con mayor afluencia de tráfico.

A estas dos circunstancias, además, hay que sumar el hecho de que la actual barandilla de la rampa carece de pasamanos adaptado.