Noticias

 

Este fin de semana se celebra la I Feria Medieval de Muskiz. Ubicada en la zona peatonal de Artekale, contará con una cincuentena de expositores, entre los que destacarán los/as artesanos/as de distintas especialidades, los stands de alimentación y una taberna en la que se podrán degustar tapas y platos de pulpo y carnes a la brasa. 

Para animar las calles de la localidad y ofrecer una alternativa de ocio a los/as muskiztarras en estas fechas cercanas a las festividades navideñas, el Ayuntamiento de Muskiz ha organizado la I Feria Medieval de la localidad. A las 18 horas del viernes día 16 de diciembre, los/as responsables municipales inaugurarán la primera muestra de artesanía medieval, en la que participarán un total de 50 artesanos en distintas especialidades.

En horario matutino y vespertino –que abarcará aproximadamente de las diez de la mañana a las diez de la noche-, los muskiztarras y visitantes podrán deleitarse con las creaciones de artesanos de la madera, el barro, el latón y/o la orfebrería, así como con los productos de repostería, quesería y chacinería que participarán en una muestra que se ubicará en la zona peatonal de la calle Artekale hasta la tarde del domingo 18 de diciembre.

Para animar esta cita medieval, el Ayuntamiento de Muskiz ha organizado actividades paralelas como kalejiras de dultzaina y trikitrixa, cuenta-cuentos y exhibiciones de los/as propios/as artesanos/as participantes en la Feria. Así mismo y pensando en la diversión de los/as más pequeños/as, se han instalado un total de cinco atracciones y barracas. 

Para garantizar la comodidad de los/as vecinos/as y visitantes, los/as responsables municipales han rehusado organizar este evento en las inmediaciones del castillo de Muñatones –principalmente por encontrarse demasiado expuesto a las inclemencias metereológicas- y finalmente ha seleccionado un enclave urbano para la instalación de los stands de esta primera edición de la Feria Medieval de Muskiz.

La corporación tomará en consideración la afluencia de público y la aceptación de esta primera cita con el medievo para convertir esta Feria en una de las actividades del calendario navideño de Muskiz.