Noticias

 

Esta semana han comenzado las obras de renovación del alumbrado público en once zonas del municipio de Muskiz. La corporación ha aprobado la adjudicación de estos trabajos para que, en un plazo aproximado de dos meses, se sustituyan los elementos de las instalaciones eléctricas deteriorados por el uso o se dote de iluminación a dos puntos negros.

Con una inversión global de unos 39.650 euros IVA incluido, la corporación muskiztarra va a acometer obras de mejora en diferentes líneas de alumbrado de once zonas del municipio, bien porque se encuentren deterioradas o porque se haya comprobado que es necesaria la instalación de nuevos puntos de luz en lugares poco iluminados.

Los trabajos para el montaje de nuevos báculos y/o postes de hormigón se ejecutarán en Sobalbadún, el parking de la Ertzaintza y parking del Malecón. Estas actuaciones, cuyo importe conjunto asciende a unos 9.900 euros, también precisarán de la realización de cimentación.

Por su parte, las actuaciones que se van a ejecutar en el Cerro consisten en la acometida para la alimentación de dos circuitos de alumbrado, uno de ellos para los proyectores de alumbrado público y el segundo, para los campos de tenis. En este caso, también está previsto el montaje de las crucetas para la colocación de equipos de iluminación sobre columnas.

La tercera de las líneas de actuación contempladas en esta iniciativa de mejora del alumbrado público en los barrios de Muskiz se centra en la reparación o renovación de las líneas que presentan deficiencias. Y engloba trabajos de montaje de líneas de alumbrado, sustitución de cajas de fusible y pinzas de amarre o colocación de nuevas cabezas de farolas, entre otras.

El Haya, La Cavila, La Rabuda, La Campa, la Ikastola y, El Carrejo y su bolera son las siete áreas incluidas en esta tercera línea de actuación, cuyo presupuesto global asciende a unos 18.500 euros.

El proyecto que engloba la ejecución de la totalidad de estas obras de reparación de elementos deteriorados y de instalación de nuevos puntos de luz acaba de recibir el visto bueno de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Muskiz e inicialmente tiene previsto un plazo de ejecución de 2 meses.

Con la ejecución de todos estos trabajos, el Ayuntamiento de Muskiz da continuidad a su política de mejora de los servicios básicos de los barrios de la localidad, apostando por tecnología de última generación y que resulta medioambientalmente eficiente. Siempre en un intento de ahorrar, además, tanto en los gastos ordinarios derivados del consumo como en los necesarios para el mantenimiento de las nuevas instalaciones.